Viña del Mar
Chile
+56 9 7710 6381
contacto@artiumef.cl

Colún “Toda la magia del Sur”

Colún "Toda la magia del Sur"

El articulo de hoy es un poco diferente a los artículos que estamos acostumbrados en esta página, pues expresara una opinión respecto a un tema latente. Las acusaciones de Nestlé, Soprole y Watt´s contra la compañía lechera Colún.

Primero que todo, y para poner el contexto el artículo, es necesario comentar algunos puntos respecto al tema. Durante la semana pasada las tres empresas antes mencionadas denunciaron a la cooperativa Colún, más concretamente, en junio de 2017 los diputados de la comisión de Agricultura presentaran una denuncia ante la Fiscalía Nacional Económica (FNE) contra Soprole, Nestlé y Watt’s por una presunta colusión. En dicha instancia denunciaron que, pese a que los precios con los cuales compran a los pequeños productores han bajado un 22% desde 2015, el valor de sus productos ha subido un 8%. En respuesta a ello, durante esta semana varias autoridades de Watt’s, Nestle y Soprole separadamente hicieron un llamado autoridades a “emparejar la cancha”, acusando una supuesta distorsión tributaria en el mercado lechero que favorecería a Colún (Cooperativa Agrícola y Lechera de La Unión), recordemos que en Chile por su carácter de Cooperativa posee una reducción, o anulación, del impuesto tributario, pudiendo repartirlo entre sus partes.

Por otra parte, durante la semana pasada, estallo una discusión en redes sociales respecto acusando a las tres empresas antes mencionadas de ir contra la libre competencia, acusándolas de excluir a la cooperativa del mercado, bloquear sus puntos de venta y su publicidad. En otras palabras, comprar los espacios, por ejemplo, en los supermercados impidiendo que Colún llegue a sus consumidores. Otra política denunciada en redes sociales es el hecho de que la mayoría de los productos lácteos de las tres trasnacionales son producidos fuera de Chile, comprándolos a precios bajísimos fuera del país y vendiéndolos con altos márgenes de ganancia. En otras palabras, comprar barato fuera y venderlo dentro de Chile a precios muy altos.

Pero la pregunta de fondo es, ¿las acusaciones son ciertas? ¿Por qué se realizan estas políticas? ¿Qué debo preferir?

La realidad es la siguiente, los intentos de estas multinacionales por cerrar los canales de distribución de Colún, empresa totalmente nacional, por cierto, son formas de hacer negocios muy antiguos, sin ir más lejos Carozzi y Lucchetti usaron un bloqueo muy similar hace unos meses con la compañía de Pastas Suazo, empresa productora de pastas de Curicó, cerrándole los canales de acceso a los supermercados y finalmente llevándola al cierre de su producción. Esto claramente atenta contra la libre competencia, que tanto se busca defender en Chile, pero sin embargo no se le da garantías a las industrias locales de defensas contra las mismas.

En el caso que nos compete hoy, la situación se agrava dado el poder que las tres multinacionales tienen adherido, acusando a Colún de gozar de beneficios tributarios, que es real por su calidad de Cooperativa, y respondiendo a ello bloqueándole los canales de ventas como antes se mencionó. Sin embargo, recordemos que Colún es una de las pocas industrias nacionales REALES que quedan, y que sus ganancias se quedan en Chile, lo que es más, son repartidas de forma equitativa entre los miembros de la cooperativa, produciendo sus productos dentro de Chile y dejando las riquezas dentro de Chile también, cosa que las multinacionales no hacen, además de producir hasta el 60% de sus productos fuera del país, estas riquezas también se van del país y solo dejan lo que pagan en impuestos de aporte a nuestra sociedad.

Sin ir mas lejos, son pocas las industrias nacionales que hoy por hoy pueden competir contra estas maquinas de imprimir billetes multinacionales, la razón es muy simple, en Chile a diferencia de muchos países en Latinoamérica, no existen leyes ni garantías que impidan estas políticas, ni que protejan el productor local o nacional, es así como nos encontramos con miles de ejemplos de empresas nacionales que fueron adsorbidas por empresas extranjeras, impidiendo el desarrollo local de la industria. Podemos hablar prácticamente en cualquier rubro y encontramos ejemplos, partiendo de las cadenas de supermercados, industria textil, o incluso el uso y explotación de bienes públicos, como son el agua y el cobre, que, si bien potencian el crecimiento económico, este crecimiento jamás se reparte a todos los estratos sociales, ni mejora la situación país, algo así como “hacer crecer la torta” pero seguimos repartiéndola igual, en lugar de hacerla crecer y repartirla mejor y equitativamente.

Para ver ejemplos de Latinoamérica, podemos encontrar a Argentina, que posee políticas proteccionistas hacia sus industrias nacionales, con impuestos y barreras de ingreso a los productos extranjeros, o la exigencia de que el 30% de todos los productos dentro del supermercado sea de producción local y regional. O a Brasil, que beneficia a las industrias nacionales con rebajas de impuestos.

En cuanto a soluciones, podemos pasarnos horas hablando del tema, sin embargo, el estado de Chile debe reconsiderar proteger su industria nacional, a la vez que busca políticas y reinvierte lo que generan las industrias multinacionales para mejorar no solo el desarrollo económico, si no el crecimiento como sociedad de Chile, si tu propio estado no cuida tus negocios, pero si los intereses de multinacionales, cual es nuestra garantía como ciudadanos para surgir.

Como cierre final, me gustaría decir, que pese a todas estas situaciones, jamás dejen que la adversidad los golpee, hay que aprender a adaptarse, y a ti emprendedor, ciudadano y querido lector, todos y cada uno de nosotros, como miembros de esta sociedad debemos aportar, desde nuestro emprendimiento, conocimiento profesional o simplemente con nuestras ganas, a que la situación cambie, no solo para nosotros y nuestro futuro, si no para poder crear en conjunto una conciencia latinoamericana que vaya mas allá, aportar a un mundo mas justo y equitativo para todos, donde quien quiera surgir pueda hacerlo, y a decir verdad, principalmente a los emprendedores, ustedes son el cambio, sepan que la única forma de repartir mejor la torta, es haciendo que esas porciones de torta vayan a cada punto de Chile, y esa es tarea de todos, pero de ustedes principalmente hacer que esa torta se parta mejor. Por último, no piensen que los que están compitiendo con nosotros son el enemigo, siempre pueden colaborarse, la co-competencia es la forma mas sana de “ganar-ganar”

Nunca dudes de que un pequeño grupo de ciudadanos pensantes y comprometidos pueden cambiar al mundo, de hecho, son los únicos que lo han logrado – Margaret Mead

 

Gabriel Sefair


A %d blogueros les gusta esto: